You are here:  / Internacionales / Cómo afectará el Brexit a la ciencia y el rol de Reino Unido en la investigación

Cómo afectará el Brexit a la ciencia y el rol de Reino Unido en la investigación

LONDRES.- Aunque la salida de Reino Unido de la Unión Europea se sellará durante un plazo de dos años, la decisión de los ciudadanos británicos de dejar el bloque ya muestra luces sobre el impacto que tendrá sobre la ciencia, y la sensación es una: incertidumbre. Bajo el modelo actual, el sector científico de Reino Unido recibió 8.800 millones de libras en financiamiento desde la Unión Europea entre 2007 y 2013, y pagó 5.400 millones, según cifras de la BBC. Ahora, tras la salida, se deberá buscar una forma de reemplazar esa importante fuente de financiamiento. Tal como ocurrió a nivel general, en el mundo de la ciencia hay dos bandos en relación al tema del Brexit. La organización “Scientist for Britain”, que se manifestó a favor de la salida, argumenta que las regulaciones que impone la UE no son un requisito para la colaboración científica europea y que, sin tener membresía en el grupo, la investigación inglesa puede mantener su nivel. El nuevo modelo, según han argumento algunos defensores del brexit, se basaría en convertir a Reino Unido en un “país asociado”, estado que actualmente tienen, entre otros, Noruega y Suiza. Pagando un monto para esto, los proyectos científicos podrían postular a financiamiento del bloque. Pero llegar a este estado podría ser complicado, y tampoco hay un precedente que avale este potencial modelo. “En el camino al referendo, se habló mucho sobre un estado asociado (…) Tienes que recordar que en todos los estados asociados que se han citado hasta ahora, ninguno era un miembro de la Unión Europea que luego la dejó. Así que no es algo tan directo, aunque sería bienvenido porque sí queremos competir en los flujos de fondos competitivos de la UE”, indicó a la BBC Sarah Main, de la “Campaign for Science and Engineering”, un grupo que se manifestaba a favor de la permanencia. La colaboración internacional En marzo de este año, un grupo de 150 científicos ingleses encabezados por Stephen Hawking publicó una carta donde se manifestaban en contra de la salida del grupo. El primer factor que mencionaban era el flujo de financiamiento del bloque, pero luego citaban un punto que también ha generado preocupación internacional, la atracción de científicos y la colaboración internacional. “Muchos de nuestros mejores investigadores provienen de la Europa continental, incluidos los más jóvenes, que han obtenidos fondos europeos y han elegido venia aquí. Ser capaces de atraer y financiar a los mejores talentos europeos asegura el futuro de la ciencia británica”, escribieron. “La movilidad crea la oportunidad de redistribuir el conocimiento y ayuda a los científicos a dar respuesta a la falta de personal calificado”, indicó la prestigiosa revista especializada Nature en su editorial de la semana pasada. Una duda que podría surgir es qué pasará con la participación inglesa en los grandes proyectos internacionales en Europa. Y al menos en los casos del CERN (el laboratorio donde, entre otras cosas, se descubrió el bosón de Higgs) y el Observatorio Austral Europeo (que administra varios de los grandes telescopios instalados en Chile, incluyendo ALMA), al parecer no habría problemas, ya que son proyectos externos a la organización de la Unión Europea. Algo similar ocurre con la Agencia Espacial Europea (ESA), también independiente de la UE. Pero esta entidad sí tiene una relación con el bloque, ya que la ESA está administrando la licitación para construir una nueva generación de satélites del programa Galileo, propiedad de la Comisión Europea y donde, hasta ahora, la industria espacial inglesa ha tenido un rol clave, a través del desarrollo de la electrónica de carga. Habrá que ver qué definiciones se hacen respecto a este proyecto.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )