You are here:  / Internacionales / EE.UU. envía dos F-22 a Europa: ¿Contra la ‘amenaza’ rusa o para vender armas?

EE.UU. envía dos F-22 a Europa: ¿Contra la ‘amenaza’ rusa o para vender armas?

Dos cazas F-22 de ‘superioridad aérea’ —según los denomina el Pentágono— han aterrizado en el aeropuerto rumano Mihail Kogalniceanu, una base que Estados Unidos posee cerca del puerto de Constanza, para tomar parte en unas maniobras de la OTAN. Este hecho se ha producido dos semanas después de que los aviones militares rusos maniobraran ‘peligrosamente’ por encima de un buque de guerra norteamericano en el mar Báltico, con lo cual algunos especialistas encuentran un vínculo directo entre ambos acontecimientos.

El diputado y vicepresidente del Comité de Defensa de la Cámara Baja rusa, Serguéi Zhígarev, ha asegurado que Rusia “no ha agredido” a los aliados de EE.UU. ni al bloque de la alianza atlántica “ni tiene previsto” hacerlo y ha estimado que ese despliegue “no es una respuesta completamente adecuada al vuelo de nuestros aviones Sukhoi sobre el destructor Donald Cook”, según recoge el periódico ‘Kommersant’.

La OTAN creará una unidad aérea de combate cerca de la frontera de Rusia
Sin embargo, el analista Vladímir Brúter, integrante del Instituto Internacional de Estudios Humanitarios y Políticos, considera que “es mucho más verosímil que sea una demostración de fuerza” porque, si los hechos en Moldavia siguen “una dirección indeseada” para Estados Unidos, estarían “preparados para reaccionar y realizar una advertencia al respecto”. De este modo, Brúter señala que “todo lo relacionado con la supuesta agresión o amenaza rusa son palabras vanas”.

A su vez, el politólogo Alexandr Perendzhíyev estima que es posible que esas aeronaves hayan llegado a Rumanía para realizar una exhibición improvisada, debido a que los estadounidenses “no implementan tanto su proyecto político como el económico puesto que, ante todo, se trata de la producción de armas”, según ha declarado a la emisora de radio Kommersant FM.

Perendzhíyev ha explicado que los norteamericanos “no fabrican sus armas para que se acumulen en los arsenales”, con lo cual se valen de “una campaña antirrusa” para mostrar la variedad de su equipamiento bélico como “una especie de publicidad”, con vistas a que “generen demanda en el mercado mundial de armamento”.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )