You are here:  / Uncategorized / Peligra la industria del cannabis medicinal tras el paso de María

Peligra la industria del cannabis medicinal tras el paso de María

La falta del acceso a diésel para suplir los generadores eléctricos también ha puesto en peligro la industria del cannabis medicinal en Puerto Rico.

La Puerto Rico Medical Cannabis Association hizo un llamado a los carreros de combustible para poder transportar el diésel a los dispensarios para mantener los cultivos que benefician a unos 12,000 pacientes en la isla.

“Ahora mismo había solo seis dispensarios operando de los cuales uno acaba de cerrar y no ha podido dar más servicio porque se les acabó el combustible”, explicó Ingrid Schimdt, presidenta de la Puerto Rico Medical Cannabis Association.

Según Schimdrt, absolutamente todos los dispensarios están sin luz lo que impide dar el servicio a los pacientes y pone en jaque los cultivos de la planta, que es donde se saca el extracto para elaborar los medicamentos.

“Estas plantas crecen con unos ciclos de luz. Al generador no está funcionando, o se está racionando, eso le está cambiando el ciclo de vida a la planta. Si este no se resuelve con premura esas plantas se van a perder y no solo va a representar una pérdida millonaria, sino que va a haber carencia de medicamentos para suplir a los pacientes”, detalló.

“Si nuestras empresas no logran abastecerse para poder operar y generar energía por ellos mismos en lo que esta crisis pasa es un problema bien serio para la industria. Primero era que no había diésel, luego de mucho insistir y muchas reuniones ahora es que no tenemos el acarreo. No hay chóferes con carrero de combustible disponible”, añadió Shimdt.

Las Asociación se estableció en el Centro de Operaciones de Emergencia del Centro de Convenciones para poder responder a las llamadas de decenas de pacientes que expresaban preocupación ante la inaccesibilidad al medicamento tras es el paso del huracán María por el país.

“Tenemos que atender estos pacientes. Se que hay muchas cosas pero por eso estamos aquí. Estamos moviendo cielo, tierra y mar, y estamos haciendo todos los esfuerzos. Aquí se ha hecho una inversión de recursos, de mano de obra, si oyes los testimoniales de pacientes que están mejorando… esto es un tema mayor”, dijo.

Para la veterana de las fuerzas armadas estadounidenses Narely Cortés, no tener acceso al medicamento, significa echar para atrás todo su tratamiento. Cortés, es paciente de Parkinson, fibromialgia y sufre de Desorden de Estrés Post Traumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

“Yo no tendría calidad de vida. Tendría que salir del país a otro lugar donde pueda obtenerlo. Es como el paciente de diabetes que le falta su insulina, y muchos de los extractos tenemos que tratarlos como insulina, en frío, y así es como se preserva”, explicó.

Cortés, quien forma parte de la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal, contó que varios veteranos han tenido que ser recluidos en la Unidad Interna Psiquiátrica del Hospital de Veteranos luego de sufrir ataques de ansiedad al no poder seguir su tratamiento.

“No pueden con el PTSD, y con los aviones militares, helicópteros, ruidos fuertes, todo eso puede agudizar a estos veteranos, y al no tener medicamento para tratarlo les da una recaída”, mencionó Cortés.

La veterana estimó en unos seis meses el tiempo que le tomaría a la industria poder reponerse si pierden los cultivos.

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )